Mi Abuelo y Yo: ¿Que podemos aprender?

Escrito por piensareflexionaycrea 05-04-2018 en familia. Comentarios (0)

De mi abuelo aprendí muchas cosas, lamentablemente tuve que esperar a su lecho de muerte para aprender la mayoría de ellas, si bien es cierto que tus abuelos son una especie de padres mucho más permisivo y cariñosos, los míos no necesariamente eran así, bueno al menos mi Abuelo, un hombre tosco y respetable, que su hombría y seriedad no podía ser puesta en duda, de este mismo ejemplo de ser humano heredamos ciertas características de nuestro personaje, que no necesariamente sean virtudes.

De mi abuelo aprendí:

· Que tienes que saber elegir a esa persona con la que quieres pasar tus últimos días. Mis abuelos no siempre fueron las personas que más se demostraban su amor, siempre Vivian peleando todo el tiempo, entre otras muchas cosas, pero Dios sabe cómo actúa en las personas, da la casualidad que en su lecho de muerte la única que estaba con él era mi abuela, que por encima de cualquier cosa y de cualquier discusión estaban juntos como aquellos novios soñados, la realidad es que hay que saber elegir con quien estar hasta el final, mirando mas allá de sus características físicas y personales.

· A que está bien  pedir perdón, todos nosotros en la vida hemos hecho cosas malas, le hemos hecho un daño a alguien consiente o no, hemos ofendido a alguien sin razón aparente a la que solamente nosotros creemos entender, y le hemos dicho cosas a personas que queremos que nos hemos arrepentido, pero pedir perdón es la mejor medicina para nuestro corazón, te hace sentir libre, ver el mundo de otra manera y amarnos todos los días más, así que no debemos esperar al último momento, si has hecho cosas con estas características ya expuestas, puedes ir con ese ser querido, con esa cónyuge, con tu madre y padre y pedirles perdón, contrario a lo que creemos que es una especie de rendición y humillación de una persona a otra, es el acto más puro y limpio que puede hacer un ser humano.

· A dejar un legado en nuestro entorno, ser una persona respetable no es algo que se consigue de la noche a la mañana, son años y años de intensa lucha a través de acciones que te convierten en una persona sin tachas ni ataduras ante la sociedad, ese era mi abuelo, el hombre más serio que he conocido en mi vida.

· Y que está bien decir adiós, despedirnos de nuestros seres queridos que amamos, y darles un fuerte abrazo con sinceridad y amor, son cosas que no tenemos por qué sentirnos triste, sin dentro de poco estaremos todos juntos….

Gracias por todo abuelo.

En memoria de:

MARTIN POZO JAIME (PRIETO) 1934-2014